Estás aquí: Home » Destacado » Formación universitaria a orillas del humedal

Formación universitaria a orillas del humedal

Formación universitaria a orillas del humedal
Macho de Malvasía cabeciblanca / Oficina Ambiental

El Proyecto Biodiversidad y Medio Ambiente de la Oficina Ambiental de la UMH integra voluntariado para la investigación y la conservación del Pantano de Elche

El Proyecto Biodiversidad y Medio Ambiente del Pantano de Elche cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Elche y Aigües d’Elx. Perales Pacheco expresa que el Proyecto surgió a raíz de un salida rutinaria de control de tortugas exóticas invasoras: “Durante el trabajo de campo, descubrimos que el segundo pato más amenazado de toda Europa, la malvasía cabeciblanca, se estaba reproduciendo en el Pantano. Por este motivo, decidimos estudiar las diferentes poblaciones de especies vegetales y animales, sus amenazas y la mejora en la gestión y la conservación del humedal ilicitano con la cooperación de voluntarios”.

Una de las áreas que aborda el Proyecto consiste en el seguimiento de los mamíferos presentes en el humedal. Debido a que se han descubierto zonas con alta densidad de animales, la OA se ha propuesto mostrar la relación de todos los mamíferos del Pantano por territorios, en vez de por especies. Perales Pacheco comenta que sería interesante abordar un estudio de murciélagos, ya que los roquedos del Pantano son muy escarpados y poseen muchas cuevas en donde se pueden esconder estos mamíferos: “Cuando llega la noche o con el crepúsculo se forman grandes grupos de murciélagos y se pueden ver espectáculos tan inusuales como a un pequeño esmerejón cazando en el aire uno de estos animales”. En el humedal se han encontrado especies como, por ejemplo, garduñas, jinetas, jabalíes, comadrejas o tejones. Para realizar el seguimiento de los mamíferos, los voluntarios siguen las huellas dejadas por los diversos ejemplares, inspeccionan sus letrinas y emplean técnicas de fototrampeo. Es decir, colocan cámaras dotadas de sensores de movimiento por el Pantano que realizan fotografías nocturnas.

Hemos solicitado incorporar el Pantano de Elche en la Red Natura 2000

Por otra parte, el Proyecto Biodiversidad y Medio Ambiente estudia las aves del humedal. “En 2016, el Pantano de Elche albergó al que posiblemente sea el pato más amenazado de Europa: la cerceta pardilla. Constatamos hasta 13 ejemplares, lo que supuso un alto porcentaje de la población europea en ese año. Por este motivo, hemos solicitado incorporar el Pantano de Elche en la Red Natura 2000”, puntualiza Pablo Perales. El miembro de la OA constata que existen dos eventos importantes para la  ecología de las aves, la migración prenupcial y postnupcial: “El humedal se convierte en una zona de paso y descanso por el flujo de aves en plena migración. El paso prenupcial es muy aleatorio, ya que no siempre se pueden ver los diferentes ejemplares. Además, hemos llegado a constatar la presencia de rapaces protegidas como el águila real o el halcón peregrino y al menos una decena de territorios de búho real, la rapaz nocturna más grande de Europa”. En el humedal hibernan aves como, por ejemplo, el aguilucho lagunero, que figura en peligro de extinción en el Catálogo Valenciano de Especies de Fauna Amenazada; el águila perdicera, considerada especie vulnerable en la Comunidad Valenciana; o el porrón pardo, catalogado en peligro de extinción en España. Desde el Proyecto Biodiversidad y Medio Ambiente del Pantano de Elche se realizan censos específicos semanales de aves migratorias de agosto a noviembre y de aves acuáticas a partir de la 17.00 horas en invierno y de las 19.00 horas en verano. Sin embargo, la mayor parte de los censos se realizan en otoño. Para los ejemplares no acuáticos se llevan a cabo análisis aleatorios para saber si han volado en el Pantano. Asimismo, se efectúan informes sobre los transectos o los recorridos de las aves pequeñas.

Además, voluntarios del Proyecto Biodiversidad y Medio Ambiente han descubierto árboles de tipo singular y monumental. “En la zona de la Sierra de Elche hallamos un lentisco que ronda los 5 metros de altura y está compuesto por dos troncos cuyos diámetros superan los 80 centímetros.”, manifiesta Pablo Perales. Asimismo, han encontrado un algarrobo en la pedanía de ‘El Ferriol’ que recibe el nombre de ‘abuelo del Pantano’ entre los voluntarios, ya que su edad posiblemente sobrepasa los 100 años, o un Taray en el cauce del río Vinalopó con una altura cercana a los 6 metros. “Desde la OA, vamos a impulsar la creación una Red de Custodia del Territorio para proteger el patrimonio arbóreo, ya que existen zonas cuya titularidad es privada. De esta manera, se puede evitar que un propietario tale un árbol y se puede tomar medidas para tratar ejemplares que estén enfermos, como ocurre con la comunidad arbórea de Populus euphratica, conocida como chopo ilicitano”, expresa el coordinador.

Seguimiento de la flora

Otra de las áreas que el Proyecto aborda es el seguimiento de la flora. El miembro de la OA explica que realizan un inventario de la flora y de la vegetación del Pantano. Dividen el territorio en retículas de un kilómetro por un kilómetro con coordenadas Universal Transversal de Mercator, conocidas por las siglas UTM. Visitan las zonas más representativas del hábitat y crean una ruta. De esta manera, se pueden ver los diferentes hábitats del paisaje. En el humedal se han descubierto varias especies de orquídeas silvestres, entre la que destaca la orquídea gigante, Himantoglossum robertianum, única población de esta planta protegida en la comarca del bajo Vinalopó. También, se han encontrado especies consideradas vulnerables en la Comunidad Valenciana como el Limonium tiniense o el Astragalus alopecuroides subespecie grossi, conocido entre los voluntarios con el nombre  de ‘garbancillo del Pantano’. “Hemos propuesto que se lleve a cabo una microreserva para proteger las diversas especies del humedal y que se realice un estudio de su variabilidad”, detalla Pablo Perales.

Se ha descubierto la única población de orquídea gigante, Himantoglossum robertianum, de la comarca del Bajo Vinalopó

Desde el Proyecto Biodiversidad y Medio Ambiente del Pantano de Elche se ha propuesto eliminar puntos negros de carreteras y caminos de las áreas de paso de anfibios. También, se va a estudiar qué zonas de agua dulce están presentes en el humedal para que los pequeños vertebrados puedan desovar, es decir, poner sus huevos. “Con la Red de Custodia del Territorio podemos incentivar la creación de pequeñas balsas para los anfibios”, concreta el miembro de la OA. Por otra parte, desde el Proyecto se llevan a cabo tres líneas de investigación de invertebrados: mariposas, libélulas y resto de insectos. “En el Pantano hay especies tan interesantes como la mariposa del madroño, Charaxes jasius, de presencia escasa en el humedal, así como grandes concentraciones de libélulas y caballitos del diablo”, expresa Perales Pacheco.

Las mayores amenazas humanas del Pantano son los vertidos incontrolados como los excedentes agrícolas o los escombros; los tendidos eléctricos; el uso de plomo en la caza, ya que los animales se intoxican con este metal y padecen saturnismo; y la mala praxis en la ordenación de los recursos del humedal: “El uso de motocicletas en el Pantano está prohibido, pero circulan al lado de las orquídeas gigantes o de los nidos de las rapaces mientras están incubando. También está el paso de bicicletas y senderistas por rutas no específicas. Asimismo, existen otras amenazas animales como una población de cabras domésticas asilvestradas por las sierras periféricas al pantano que provoca la depredación de la flora.

El Proyecto Biodiversidad y Medio Ambiente del Pantano de Elche está coordinado por un equipo de miembros y voluntarios de la OA. Posee una estructura piramidal. Cada área está dirigida por un coordinador que guía a los voluntarios en los respectivos estudios que se realizan en el humedal. Cualquier persona interesada en el Proyecto puede inscribir como voluntario en el Grupo Naturalista UMH. Pablo Perales recalca que utilizan metodologías de estudio para enseñar a los voluntarios: “Gracias al Proyecto hemos triplicado el máximo de voluntarios que habíamos tenido en la OA, alrededor de 60. Los alumnos acuden a los profesores para pedirles asesoramiento, prácticas o la realización de trabajos de final de grado, máster o doctorado. La cooperación y el asesoramiento de los Departamentos de Agroquímica y Medio Ambiente y de Biología Aplicada de la Universidad es crucial para el buen funcionamiento del Proyecto Biodiversidad y Medio Ambiente del Pantano de Elche”.

 

Patricia Santos

Deja un comentario

© 2012 UMH Sapiens. Portal sobre divulgación científica de la Universidad Miguel Hernández.          Web realizada por tuyyoqué

Ir arriba