Estás aquí: Home » C.Científica » Parque Científico UMH

Parque Científico UMH

Parque Científico UMH
Edificio Innova

El Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche comenzó su andadura en enero de 2008, con el objetivo de aunar el mundo de la empresa con la actividad investigadora de la Universidad. La Fundación Universitas Miguel Hernández, conocida anteriormente como Fundación Quórum, se encarga de su gestión. “El Parque Científico no solo está formado por un conjunto de infraestructuras como son los edificios y los laboratorios, sino también, y esto es lo más importante, por un conjunto de profesionales especializado en la creación y en el asesoramiento a empresas intensivas en innovación”, puntualiza la directora y gerente del Parque, Tonia Salinas.

El Parque Científico transfiere a la sociedad la investigación que se realiza en la UMH mediante dos vías. Por un lado, genera spin-offs que son empresas propias de base tecnológica creadas por los investigadores. Por otro, ayuda a empresas que realizan Investigación + Desarrollo + innovación tecnológica (I+D+i) para que tengan sinergias con los diversos grupos científicos de la Universidad. Además, el Parque también trabaja con start-ups, empresas creadas por estudiantes, egresados o personas externas a la UMH, pero que han sido impulsadas por la Nau de la Innovació, la aceleradora de proyectos empresariales gestionada también por la Fundación Universitas Miguel Hernández. Una de las funciones del Parque Científico consiste en que la comunidad universitaria comprenda que el emprendimiento es una salida profesional, cuyos resultados se manifiestan a medio y a largo plazo.

 

Edificio Quorum III

Edificio Quorum III

Tonia Salinas aclara que la labor que el Parque Científico efectúa no se realiza de forma aislada, sino que se ha generado un ecosistema de profesionales alineados con el emprendimiento y la innovación que colaboran activamente como, por ejemplo, empresas tractoras como Levantina o Huerto Planeta o empresas de consultoría y servicios como Clavei, Gesem o Sánchez Brutón. Además, los business angels (inversores) han depositado su confianza en los profesionales del Parque. Asimismo, otros servicios de la UMH como el Observatorio Ocupacional, la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación o los Servicios Jurídicos colaboran en su función.

La directora del Parque Científico evidencia que en la Universidad existe una ruta de aprendizaje y de creación empresas. En un primer nivel, se ubica el Observatorio Ocupacional que fomenta, informa y asesora sobre emprendimiento a estudiantes y egresados. Realiza programas como el EmprendeWeekend y tiene premios como el Innova-emprende, en los que miembros del Parque y de la Nau de la Innovació colaboran como jurado, junto con otros consultores y especialistas de la zona. “Cuando las ‘manzanas’ están listas para caer porque ya han madurado, nos las derivan a la Nau de la Innovació, cuyo objetivo consiste en impulsar y acelerar las empresas”, expone Salinas. Además, en este primer nivel, también se halla el Servicio de Gestión a la Investigación-OTRI (SGI-OTRI) que asesora a los científicos de la UMH en la protección de los resultados de sus investigaciones, aspecto clave para las spin-offs universitarias.

En un segundo nivel, se sitúan los programas de la Maratón y el Sprint de Creación de Empresas de la Nau de la Innovació. Ambas iniciativas se realizan en dos etapas. En la primera de ellas, se transforma una idea en un modelo de negocio. En la segunda, se crea un plan de empresa. La UMH se reserva el derecho a tomar una participación del 5% en los proyectos que pasan a la segunda etapa en ambos programas. La Maratón se desarrolla durante el curso académico y los premios ascienden a un total de 71.000 euros, mientras que el Sprint se lleva a cabo en verano y se reparten un total de 25.000 euros. En 2016, la Nau de la Innovació entregó 96.000 euros en premios y asesoró 120 proyectos. En un tercer nivel, se localiza el Servicio de Orientación al Crecimiento Empresarial (SOCE), un programa de aceleración para las empresas participadas de la UMH. Los promotores y los gestores de las empresas reciben apoyo legal, económico, financiero, comercial y de comunicación de los profesionales del Parque Científico, durante 24 meses después de su creación. De esta manera, se forman en las áreas que precisan. El programa SOCE se realiza con un 5% adicional de participación por parte de la UMH en el capital social de la empresa.

 

Edificio Innova

Edificio Innova

Para las empresas biotecnológicas que inician su andadura, las infraestructuras son fundamentales. El Parque Científico trabaja para que este hecho no suponga una barrera a la hora de emprender. Por ello, ha adecuado parte de sus instalaciones con laboratorios de 50 metros cuadrados con campanas de extracción y de flujo laminal y una zona de equipamiento común. El resto de empresas no precisan ciertas infraestructuras tan específicas para ejercer su actividad como, por ejemplo, consultorías o de desarrollo informático. Salinas expresa que el Parque Científico se convierte en un ecosistema favorable que ayuda, acelera y permite que crezcan de forma más sólida: “Bajo el paraguas del Parque Científico llegamos a acuerdos con entidades bancarias, con asesorías, con business angels o con una serie de proveedores que van a necesitar a lo largo de su desarrollo. Los proveedores pueden ofrecer sus servicios con un coste inferior al que conllevaría si se solicitara de forma individual.”.

Por otra parte, los trabajadores, los gerentes y los promotores de las diversas empresas pueden relacionarse entre ellos, crear sinergias y generar vínculos. Entre las actividades que ofrece el Parque están los Desayunos Formativos, cuya finalidad consiste en una serie de encuentros distendidos entre las empresas y expertos que profundizan y forman en áreas muy específicas del ámbito de la comunicación o en temas legales. Es decir, se crea una red de contactos profesionales con el propósito de establecer algún tipo de actividad o colaboración futura.

Si algo caracteriza al Parque Científico es la nomenclatura y la historia de sus edificios. Primero se crearon las infraestructuras de los Quórums III, IV y V. Después, se construyó el Quórum I para albergar la sede de la Fundación Universitas Miguel Hernández. Pero como los profesionales debían estar cerca de las empresas, la sede de la Fundación se trasladó al edificio Quorum III y allí se ubicó el Laboratorio de Idiomas, también gestionado por la Fundación Universitas Miguel Hernández. El Quórum V se convirtió en el edificio Innova para acoger a la Nau de la Innovació. El Quórum II no se llegó a construir. “De la nomenclatura inicial sólo quedan los Quórums III y IV. Mantenemos su nombre como reflejo de la historia de la Fundación. Eran dos edificios independientes que se unieron con una plataforma para crear un  núcleo empresarial”, clarifica Salinas.

 

Edificio Quorum I

Edificio Quorum I

En la actualidad, el Parque Científico se encuentra al 95% de su ocupación. De las 80 empresas que lo conforman, 41 se ubican en el campus de Elche y 39 desarrollan su actividad en otros lugares como, por ejemplo, Barcelona o Murcia. De esas 80 empresas, 46 están participadas por la UMH: 23 son spin-offs y 23, start-ups. Las 34 empresas restantes son externas a la Universidad. Es decir, ni pertenecen a la comunidad universitaria ni han sido impulsadas por la Nau de la Innovació.

La Fundación Universitas Miguel Hernández se ha marcado como objetivo replicar el modelo de la Nau de la Innovación en los diferentes campus. Tonia Salinas explica: “En Sant Joan d’Alacant vamos a instaurar la Nau de la Salud para apoyar los proyectos bio y sanitarios. Nos acercaremos también a los estudiantes e investigadores del campus de Orihuela que son muy activos y proclives a generar spin-offs y start-ups. En Elche, nos centraremos en el Campus Tech. Nuestro planning es ambicioso, pero debemos pensar a lo grande”. Además, la Fundación Universitas Miguel Hernández ha firmado un acuerdo con la empresa Promociones e Iniciativas Municipales de Elche, S.A. (PIMESA) para crear una zona del Parque Científico, denominada Campus Tech, dentro del Parque Empresarial de la localidad ilicitana. “Vamos a trabajar en incrementar, amplificar y fortalecer el tejido empresarial actual. Queremos que la ciudad se convierta en un polo de atracción para empresas tecnológicas e innovadoras. Elche es una ciudad amable, bien comunicada, con servicios como, por ejemplo, colegios y hospitales, agradable para vivir y con talento empresarial y universitario”, puntualiza Tonia Salinas.

 

Patricia Santos

Deja un comentario

© 2012 UMH Sapiens. Portal sobre divulgación científica de la Universidad Miguel Hernández.          Web realizada por tuyyoqué

Ir arriba