Estás aquí: Home » Ciencia » Micro Mundo: en busca de nuevos antibióticos

Micro Mundo: en busca de nuevos antibióticos

Micro Mundo: en busca de nuevos antibióticos
Colonia de estafilococo, una bacteria grampositiva de la clase Cocci. www.mantis.cz/mikrofotografie | Author: Josef Reischig

“El descubrimiento de la penicilina fue una serendipia”, dice el diccionario de la RAE a modo de ejemplo, para ilustrar la palabra que indica un descubrimiento valioso fruto de un accidente o de la casualidad. Y el ejemplo es cierto. Alexander Fleming se ausentó del laboratorio durante las vacaciones dejando atrás un cultivo accidentalmente contaminado con estafilococo, para descubrir a su vuelta que un hongo había neutralizado las bacterias. Una serie de casualidades dio lugar al nacimiento de los antibióticos modernos.

La mayoría de antibióticos, sustancias antimicriobianas que utilizamos para tratar las infecciones bacterianas, provienen de hongos y de las propias bacterias. Y lejos de confiar en la serendipia, se buscan activamente; por ejemplo tomando muestras de suelos y analizando las bacterias que se encuentran en ellos. Una tarea ciertamente titánica, en la que se está involucrando a alumnos de universidad e instituto, con la doble de recompensa de despertar en ellos el interés por la investigación biomédica.

La Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche se ha sumado a la iniciativa Micro Mundo -conocida internacionalmente como Small World Iniciative (SWI) y coordinada en nuestro país por la Sociedad Española de Microbiología–  que lleva la investigación a las aulas de secundaria para fomentar vocaciones investigadoras en los jóvenes, a la vez que divulga el problema de salud pública que supone la aparición de superbacterias resistentes a los antibióticos. En la presente edición, estudiantes de 2º curso del Grado en Biotecnología de la UMH, tutorizados por los profesores marina Torreblanca, Francisca Colom y Manuel Sánchez, han explicado a los alumnos de secundaria cómo procesar muestras de suelo para aislar microorganismos productores de antibióticos, almacenando los de mayor potencial biotecnológico para utilizarlos en futuras investigaciones. Durante el curso 2018/2019 han participado alumnos de secundaria y bachillerato del Colegio Inmaculada Jesuitas de Alicante y del Colegio Jesuitinas de Elche.

Los estudiantes y profesores de la UMH con los alumnos y profesores del Colegio Jesuitinas de Elche.

Después de años centrando esfuerzos en la investigación de antibióticos sintéticos, las bacterias del suelo han probado ser una buena “mina” de antibióticos naturales. Por ejemplo, en 2017 se descubrió en italia la pseudouridimycina, que destruye una amplia gama de bacterias resistentes. Estas “súperbacterias” son una consecuencia directa del abuso los antibióticos, bien por tratamientos autoprescritos o mal administrados, o bien por el consumo indirecto en productos derivados de animales tratados. El desarrollo de bacterias resistentes es uno de los problemas médicos más graves del siglo XXI. La OMS calcula que matan a más de 700.000 personas al año y podrían convertirse en la primera causa de muerte en el año 2050.

Los estudiantes y profesores de la UMH con los alumnos y profesores del Colegio Jesuitas de Alicante.

Además de descubrir la penicilina, Alexander Fleming fue uno de los primeros investigadores en advertir de los peligros de la resistencia a antibióticos. “Espero que este mal pueda ser evitado”, decía ya en 1945.  Aconsejaba no utilizar la penicilina a no ser que hubiera un diagnóstico que lo justificara; y si debía ser utilizada, nunca administrar una dosis inferior a la necesaria ni acortar el periodo de medicación, ya que estas circunstancias son las que crean resistencia a los antibióticos. De no seguir estas indicaciones “la persona desconsiderada que juega con la penicilina será moralmente responsable de la muerte del paciente que sucumbe a una bacteria resistente a la penicilina”, decía el padre de los antibióticos modernos. Por lo tanto, está en mano de todos hacer un uso responsable de los antibióticos; y -gracias a la iniciativa Micro Mundo- está en manos también de los más jóvenes, las futuras investigadoras e investigadores, descubrir los nuevos tratamientos que harán frente a las súperbacterias.

Ángeles Gallar

Deja un comentario

© 2012 UMH Sapiens. Portal sobre divulgación científica de la Universidad Miguel Hernández.          Web realizada por tuyyoqué

Ir arriba