Estás aquí: Home » Ciencia » “Es posible que la solución a muchas enfermedades infecciosas esté dentro del propio ser humano”, Alejandro Mira.

“Es posible que la solución a muchas enfermedades infecciosas esté dentro del propio ser humano”, Alejandro Mira.

“Es posible que la solución a muchas enfermedades infecciosas esté dentro del propio ser humano”, Alejandro Mira.
Alejandro Mira, investigador de la fundación FISABIO

En el trabajo científico, el punto de vista desde el que observamos un problema es tan crítico como la metodología y el rigor a la hora de analizar los resultados. La mayoría de estudios biomédicos se centran en la enfermedad, en la disfunción, en observar qué pasa cuando algo va mal en nuestro cuerpo. Pero, ¿qué ocurre si cambiamos el punto de vista, y observamos lo que va bien? ¿Y si estudiamos las enfermedades analizando por qué y cómo algunos individuos son inmunes a ciertas patologías?

Este cambio de paradigma fue crucial en uno de los mayores descubrimientos llevados a cabo en el laboratorio de Alejandro Mira Obrador, investigador senior de la Fundación FISABIO. A lo largo de su carrera, Alejandro Mira se ha especializado en el microbioma, la genética de los microorganismos que habitan dentro de los seres vivos y que forman lo que muchos investigadores llaman “el último órgano del cuerpo humano”. Por ejemplo, para saber qué microorganismos viven en la boca de una persona se toman muestras de saliva y aíslan secuencias únicas del ADN bacteriano. En el caso de una persona sana, encontraremos distintos ecosistemas que incluyen cientos de especies diferentes, la mayoría de ellas bacterias. Algunas, como la Gemella, viven por toda la cavidad bucal. Otras se encuentran localizadas en los epitelios, en los dientes, etc.

Los “micropobladores” de la boca son muchos y muy diferentes entre sí. Encontramos bacilos grampositivos y gramnegativos, hongos, cocos, protozoos… Hay uno, en particular, que se ha identificado como principal conspirador en el terrible mal de dientes conocido como caries, el Streptococcus mutans. La aproximación clásica para descubrir el remedio contra la caries hubiera sido más o menos así: aislamos la bacteria causante, averiguamos cómo contribuye a la enfermedad, cómo vive, cómo muere y finalmente intentamos encontrar la manera de neutralizara. Alejandro Mira , por el contrario, se preguntó ¿qué hace que una persona nunca tenga caries?

Si la villana en esta historia es Streptococcus mutans, la heroína -como descubrió finalmente Alejandro Mira- es la bacteria Streptococcus dentisani. Esta bacteria vive en la boca de algunos humanos con mucha suerte, aproximadamente el 10% de la población, que nunca ha tenido ni tendrá caries. El laboratorio de Mira identificó esta nueva especie y le puso un nombre. En realidad, dos nombres. La primera opción, Streptococcus anticariensis, la tuvieron que descartar porque traducida del latín hubiera significado algo así como “estreptococo de Antequera”.

La caries dental es una de las enfermedades infecciosas más comunes en todo el mundo. Si se consiguiera que la bacteria dentisani poblase la boca de cualquier persona, y no solo de ese afortunado 10%, disminuirían muchísimo las probabilidades de que esa persona desarrollase una caries. Los estudios preliminares, y también los estudios clínicos, indican que la bacteria dentisani aplicada de forma artificial puede colonizar la boca durante algún tiempo, es efectiva como escudo frente a otras bacterias, regula nos niveles de pH  evitando el daño al esmalte dental y -por si fuera poco- no produce ningún efecto adverso.

En el laboratorio de Alejandro Mira están trabajando para desarrollar un producto, no se sabe aún si una pasta dental, un chicle o un esmalte, que contenga la bacteria dentisani, para que cualquiera pueda utilizarla como método preventivo frente a la caries.

Un cambio radical en el punto de vista resultó tremendamente útil en el caso de la microbiota de la boca. Ahora, este laboratorio de la fundación FISABIO está aplicando la misma estrategia al estudio de otras patologías. “Es posible que la solución a muchas enfermedades infecciosas esté dentro del propio ser humano”, dice Alejandro Mira. Están estudiando la microbiota de personal sanitario que nunca ha tenido síntomas de gripe y, al observar los ecosistemas interiores de estas personas, quizás descubran cómo desarrollan su inmunidad para algún día compartirla con el resto del mundo.

Alejandro Mira Obrador ofreció el seminario “Microbioma: El último órgano del cuerpo humano ” dentro de los programas de Máster y Doctorado del Instituto de Bioingeniería de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche. Puedes seguir la actualidad y actividades del Instituto de Bioingeniería UMH en su web y en su cuenta de Twitter @IB_UMH.

Deja un comentario

© 2012 UMH Sapiens. Portal sobre divulgación científica de la Universidad Miguel Hernández.          Web realizada por tuyyoqué

Ir arriba