Estás aquí: Home » Ciencia » Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo

Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo

Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo

El Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM) celebró el año pasado su XXV aniversario. El director científico del CEAM, Ramón Vallejo Calzada, explica que se trata de un Centro independiente que nació para llenar el hueco en investigación científica en torno a aspectos medioambientales de la región mediterránea. La Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche forma parte del grupo de entidades implicadas en la fundación, en la que también participan otras universidades españolas; el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); la Generalitat Valenciana, a través de diversas consellerías, y la Consellería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural que asume presidencia del patronato.

Principales líneas de investigación

El CEAM trabaja en temas relevantes para la Comunidad Valenciana en los que los investigadores cuentan con experiencia para abordar cuestiones en las que son punteros y competitivos a nivel internacional como, por ejemplo, la calidad del aire, las reacciones químicas atmosféricas; la dispersión de contaminantes, el impacto de las condiciones meteorológicas; y cómo estos contaminantes afectan a las plantas. Además, en el CEAM investigan los incendios forestales, así como en la gestión de bosques y su restauración. “Son temas que cubren las relaciones entre la atmósfera y los usos de la tierra en el marco del cambio climático”, cuenta Vallejo.

Transferencia a la sociedad

El Centro tiene una vocación en investigación con objetivos aplicados. Además de la parte de investigación básica, se desarrollan nuevos procedimientos que se transfieren a la sociedad. El profesor Vallejo señala que, en colaboración con las administraciones, llevan a cabo diversos seguimientos de la calidad del aire y, en particular, del ozono. También, colaboran en la predicción de olas de calor que pueden tener repercusiones en la salud pública. Además, evalúan el impacto de los incendios forestales que se producen en la Comunidad Valenciana y colaboran con la Administración en asesoría en cuanto a estrategias de prevención de incendios.

Una de las líneas de trabajo destacadas tiene que ver con el desarrollo de geotextiles para capturar contaminantes. Se trata de telas sintéticas muy resistentes que, impregnadas con algunas sustancias químicas, absorben contaminantes atmosféricos como, por ejemplo, los óxidos de nitrógeno emitidos por el tráfico. “En lugar de provocar daños en la salud pública, los contaminantes pueden ser capturados y reutilizados”, puntualiza el experto.

Ensayo de los tejidos fotocatalíticos descontaminantes dentro de la cámara EUPHORE / CEAM

Ensayo de los tejidos fotocatalíticos descontaminantes dentro de la cámara EUPHORE / CEAM

Retos de futuro

Ramón Vallejo explica que entre los principales retos de futuro del Centro destaca la aportación de soluciones innovadoras en relación con la mitigación y adaptación al cambio climático. También, dentro del contexto de la región mediterránea seca, desde el CEAM se trabaja para analizar cómo la gestión de la tierra afecta al ciclo hidrológico, además de desarrollar opciones de gestión del territorio y sus respectivas herramientas. “Intentamos cubrir todo el proceso, desde la investigación básica hasta las aplicaciones”, subraya Ramón Vallejo.

La UMH y el CEAM

La UMH y el CEAM colaboran, sobre todo, en aspectos relacionados con el análisis de la calidad del aire, la contaminación y la dispersión de contaminantes. El profesor de la UMH Javier Crespo cuenta que la Universidad dispone de una estación para medir la calidad del aire de fondo rural remoto en la cima de Aitana y el CEAM lleva a cabo la parte de meteorología de la estación.

La composición saludable del aire se encuentra en torno a unos límites que se pueden ver alterados y, por tanto, producirse contaminación, cuando se inyectan a la atmósfera sustancias de origen antropogénico tóxicas. El equipo del que forma parte el profesor Crespo toma porciones de aire para analizar qué gases lo componen. “Determinamos, según los límites establecidos por la legislación, si se trata de aire saludable, respirable o si tiene algún componente nocivo”, subraya Javier Crespo.

El equipo toma regularmente muestras en ciertos emplazamientos y realizan análisis de las sustancias, variaciones y series temporales. “Solo con series muy largas, de varios años, podemos ver la tendencia de la calidad del aire”, señala el profesor de la UMH. Por este motivo, para que los resultados tengan valor, es necesario tiempo.

Instalación del sistema de sensores de contaminación ambiental / CEAM

Instalación del sistema de sensores de contaminación ambiental / CEAM

Deja un comentario

© 2012 UMH Sapiens. Portal sobre divulgación científica de la Universidad Miguel Hernández.          Web realizada por tuyyoqué

Ir arriba